Sorpresas en la Gemología 7-8/8 publicado en Pharmatech

sorpresas 7 y 8 de 8

Myanmar como en joyas en las subastas de Hong Kong alcanzan unas cifras astronómicas. La última pieza subastada un collar de cuentas de más de 20mm de Jade esmeralda  collar de  Hutton-Mdivani en una subasta celebrada en Hong Kong, ha establecido un récord que ha eclipsado todas las apuestas previas; ha batido todos los récords imaginables. En la sociedad china es la piedra que trae fortuna en los negocios. Los chinos ya habrían llevado Jade de Centro América cuando el estrecho de Bering era transitable a pie pasando por este estrecho, posiblemente aprovechando un periodo glaciar y la congelación del mar así como el nivel más bajo de las aguas.

Sorpresas del Sistema Triclínico

Las menores sorpresas ocurren en este sistema aunque una de las piedras duras más bellas desde la antigüedad cristaliza en él, la turquesa de color azul del cielo procedente de Irán. Hoy día es una piedra muy imitada y sorprende que los comerciantes de estas imitaciones y falsificaciones digan cuando son preguntados por la bondad del material que se trata de polvo de turquesa. La realidad es que la turquesa al ser rayada produce un polvo blanco con el cual ¡sería imposible reconstituir una turquesa de color azul!

Sorpresas del grupo de gemas amorfas

Collar Turquesas. Foto  cortesía Alicia de Vildósola
Ópalo negro de Australia. Foto  cortesía Tino Hammid

La mayoría de este grupo son gemas de tipo biogénico como ámbar, coral, marfil o azabache, pero las más sorprendentes de este grupo son los ópalos y los vidrios volcánicos y meteóricos.  Los ópalos llegan a tener colores que se escapan a la imaginación humana, debido a su composición (gel de sílice nH2O) que origina una mezcla de refracciones de la luz sobrenaturales como así son los precios que alcanzan. En una subasta que se realiza en EEUU hay que depositar una cifra de 6 ceros demostrando que se poseen esas cantidades para poder acceder. Los últimos hallazgos de ópalo en Etiopia recientemente han cambiado creencias establecidas sobre estas piedras. Los ópalos son como la madera hay que dejarlos secar para proceder a su talla; si se hace mal se romperán. Esta facilidad para romperse explica que en España y otros países se considere una piedra de mala suerte ya que a los talladores que rompían un ópalo les cortaban la mano, ellos mismos difundieron esta creencia.

Entre los vidrios volcánicos la obsidiana ha sido protagonista de un hallazgo sorprendente de joyas en una zona diez siglos anterior a Angkor Wat (Camboya). Al realizar los estudios espectroscópicos hemos comprobado que esas piedras engastadas en las joyas encontradas en el yacimiento arqueológico, procedían de un volcán de la península de Anatolia.

Vidrio natural. Foto  cortesía.  Alicia de Vildósola

Conclusiones

Todos estos datos y anécdotas hacen que mi pasión por la investigación no cese. Tanto en mi mundo farmacéutico como en mi mundo de las piedras la búsqueda de nuevos caminos me llevan a encontrar nuevas vías de fabricación de fármacos o métodos analíticos para descubrir nuevas gemas. La combinación de los datos técnicos con los hechos históricos combinados permiten asegurar o cambiar muchas cosas que ya estaban escritas. Es todo una gran sorpresa.

Deja un comentario